ejemplo

Demanda

La demanda de agua según el diccionario hidrológico de la UNESCO, hace referencia a “las cantidades de agua previstas para su distribución a los usuarios en períodos de tiempo determinados para usos específicos y a un precio dado”. La legislación sobre el agua en Colombia proporciona un marco general para su gestión como un patrimonio común y por lo tanto su propósito no es otro que el de regular las relaciones que surgen del aprovechamiento de tales recursos y de la conservación del ambiente. Estas relaciones son el producto de la conducta humana, individual o colectiva y el entorno físico y ambiental. La toma de decisiones la hacen las autoridades ambientales sopesando el bienestar de la sociedad y el consumo permitido del recurso que contribuye al desarrollo económico y la necesidad de conservarlo con el fin de que las generaciones futuras puedan hacer también uso del recurso. Los instrumentos contenidos en la ley, lograrán un uso adecuado del recurso.

Alcance y finalidad del marco normativo y de política para la toma de decisiones con relación al uso del agua

 

Los instrumentos para la regulación del uso son variados en su clase y se orientan a soportar las asignaciones representadas en concesiones, permisos y autorizaciones, permitir conceptos previos al uso y a la realización de proyectos, soportar cobro de tasas por uso y retributivas, zonificar y establecer áreas de protección y manejo, incorporar costos ambientales, planear el manejo y ordenación de cuencas y proteger las cuencas abastecedoras.

 

Conceptos básicos para definir la demanda hídrica

Agua extraída: se define como la sustracción de agua del sistema natural destinada a suplir las necesidades y los requerimientos de consumo humano, producción sectorial y demandas esenciales de los ecosistemas existentes sean intervenidos o no. (IDEAM, 2010a). La extracción se realiza de fuentes superficiales y subterráneas por lo que es necesario en el cálculo del consumo diferenciar la fuente.

Consumo efectivo: Se refiere a la cantidad real de agua que es utilizada en los procesos de producción económica, de servicios y en el comercio específicamente, así como en el consumo humano como satisfactor de las necesidades fundamentales de la población en un periodo de tiempo determinado (IDEAM, 2010a).

Consumo intermedio efectivo: Cuando se adolece de información sobre los consumos de agua de las actividades económicas, es necesario conocer los procesos productivos y sus actividades con el fin de establecer tales consumos. En este sentido, da cuenta del agua usada realmente como insumo y materia prima en los procesos.

Cadena de consumo de agua: Es aplicable al uso que se hace del agua en cada una de las etapas de los procesos productivos sectoriales. El consumo humano no cuenta como un proceso productivo.

Caudal ambiental: Volumen de agua necesario en términos de calidad, cantidad, duración y estacionalidad para el sostenimiento de los ecosistemas acuáticos y para el desarrollo de las actividades socioeconómicas de los usuarios aguas abajo de la fuente de la cual dependen tales ecosistemas.

Caudal de retorno: Volumen de agua que se reincorpora o que es devuelto a la red de drenaje de la cuenca como remanente de los volúmenes usados o aprovechados en los procesos productivos de las actividades económicas y en el consumo humano.

Agua extraída no consumida. Volumen de agua, que es extraído del sistema hídrico y que no es utilizado efectivamente en ningún tipo de uso o consumo, retornando al sistema con variaciones en las condiciones de calidad originales. (IDEAM, 2010a). En el caso de los acueductos se entiende como las perdidas por mantenimiento de las redes y pérdidas técnicas.

Conceptos básicos que definen la demanda hídrica a nivel regional

La dinámica de uso y demanda de agua establece que una vez se tiene la Oferta Hídrica, se realiza la extracción de acuerdo con la demanda por diferentes sectores y usos. La dinámica se ve reflejada en las descargas de los diferentes sectores usuarios.

Dinámica del uso de agua regional

 

Procedimiento para la evaluación de la demanda del agua en las regiones

Cálculo de la demanda de agua

La evaluación y la caracterización de la oferta hídrica superficial, parte de dos conceptos fundamentales en concordancia con los conceptos definidos para régimen hidrológico sobre régimen de caudales natural y régimen de caudales alterado, siendo ellos: Cuencas Alteradas: Hace referencia a las cuencas en donde por acciones externas la demanda de agua es alta y constante; razón por la cual se debe hacer un detallado estudio de todas las entradas y salidas de volumen de agua de la cuenca. Cuencas poco alteradas: Se refiere a las cuencas en donde la demanda de agua para actividades externas es muy baja o casi nula en comparación la oferta de agua de dicha cuenca. Flujograma para la evaluación de la oferta hídrica superficial en las regiones.

 

Cálculo de la demanda de agua

La demanda de agua para todas las actividades o sectores usuarios debe ser calculada en m3/año.

Su fórmula es la siguiente:

Dh=Ch+Css+Cpff+Csa+Csp+Cr+Csi+Ce+Cm+Csac+Cnt+Aenc

Dónde:

Dh: Demanda hídrica

Ch: Consumo humano o doméstico

Css: Consumo del sector servicios

Cpff: Preservación de fauna y flora

Csa: Consumo del sector agrícola

Csp: Consumo del sector pecuario

Cr: Consumo recreativo

Csi: Consumo del sector industrial

Ce: Consumo del sector energía

Cm: Consumo de la minería

Csac: Consumo del sector pesca, maricultura y acuicultura

Cnt: Consumo para la navegación y el transporte

Aenc: Agua extraída no consumida.